HISTORIA DE LA MÚSICA CRIOLLA PERUANA

HISTORIA DE LA MÚSICA CRIOLLA PERUANA

sábado, 19 de marzo de 2016

OSCAR AVILÉS - BIOGRAFÍA


INTRODUCCIÓN


El día de hoy 24 de Marzo, el maestro Oscar Avilés cumpliría 92 años de edad. Oscar Avilés Arcos, conocido como la Primera Guitarra del Perú, nació en el Callao el 24 de Marzo de 1924 y falleció el 5 de Abril del 2014. Sus padres fueron José Avilés Cáceres y Angelina Arcos y tuvo 5 hermanos. Estuvo casado con Lucy Valverde de Avilés y fue padre de 5 hijos, los cuales llevan adelante la gran responsabilidad de preservar, promover y cultivar su legado artístico y musical.




Oscar Avilés

Desde muy joven, Oscar Avilés sintió una gran atracción por la guitarra. A los doce años de edad fue su abuela, doña Carmela Alván, quien le enseñó sus primeros acordes. Durante y después de sus estudios escolares, Oscar Avilés cursó clases de guitarra en el Conservatorio Nacional de Música, empezando su carrera musical en 1939 a los quince años, como cajonero de "La Limeñita y Ascoy". En 1942, siguió como guitarrista del grupo de cuerdas Núñez, Arteaga & Avilés. Al apreciar su gran talento y virtuosimo, el periodista del diario La Noche, Roberto Nieves, osada (o tal vez premonitoriamente) lo bautizó como La Primera Guitarra del Perú. Desde entonces integró regularmente conjuntos considerados hoy, como glorias del criollismo, fundando paralelamente en 1952 la primera Escuela de Guitarra criolla.


Oscar Avilés - Escuela de Guitarra.


En 1946 integró Los Trovadores del Perú, junto a Miguel Paz, Oswaldo Campos y Panchito Jiménez. Formó parte del trío Los Morochucos, con Alejandro Cortez y Augusto Ego Aguirre, entre los años 1947 y 1953 y luego de un receso, entre los años 1962 y 1972. Formó y dirigió el conjunto Fiesta Criolla en su primera etapa de 1956 a 1958 con Humberto Cervantes y Panchito Jiménez, con el acompañamiento rítmico de Arístides Ramírez y Pedro Torres. En 1970 formó dúo con el también legendario cantante Arturo “Zambo” Cavero y luego de un corto período como solista, acompañó a muchos otros intérpretes criollos.


SU INFLUENCIA COMO GUITARRISTA

La influencia de Oscar Avilés en la canción criolla es inmensa y tal vez, la más grande que personaje alguno jamás haya tenido. Sólamente en el aspecto instrumental podríamos mencionar algunas:

1.El protagonismo de la guitarra en la estructura de la interpretación. Hasta su llegada, los guitarristas mayormente acompañaban a los cantantes o efectuaban cortos solos, antes de dar paso al instrumento solista, el piano. Se puede decir, que con la llegada de Oscar Avilés, la guitarra criolla unió virtuosismo y protagonismo.

2.Hasta mediados de los cuarenta, los guitarristas criollos empleaban cuerdas metálicas en sus guitarras. Influido por los tríos románticos de moda, especialmente Los Panchos, Oscar Avilés decidió utilizar cuerdas de nylon en la canción criolla. Con ellas el sonido de la guitarra criolla se volvió más dulce y agradable. Los Morochucos fueron el primer conjunto en emplearlas y luego (hasta el día de hoy) les siguieron todos.




Los Morochucos y Los Panchos


3.Su estilo pionero no lo llevó realmente a eliminar el tundete característico del vals, como afirmó Chabuca Granda en una oportunidad para promover su disco Dialogando. El tundete fue utilizado regularmente en sus grupos hasta los setenta, principalmente con el apoyo de excelentes guitarristas como Augusto Ego Aguirre. Sin embargo, sí es cierto que sus arreglos acompañando a otros artistas como guitarrista único, introdujeron un nuevo estilo, diferenciado del compás tradicional empleado hasta entonces. Esto puede comprobarse escuchando las múltiples grabaciones que realizó con Chabuca Granda, Alicia Maguiña, Arturo “Zambo” Cavero y otros.

Este protagonismo de Oscar Avilés causó no sólo admiración, sino también recelos especialmente de parte de sus no menos virtuosos colegas guitarristas. Lucho Garland (Los Troveros Criollos) y Rolando Gómez (Los Chamas), por citar los más resaltables ejemplos, mantuvieron con Avilés una permanente competencia. Esta competencia los llevó a una permanente superación y a niveles de calidad realmente encomiables. Estos tres grandes guitarristas nunca llegaron a ser amigos, pero sí tuvieron un enorme respeto profesional entre ellos.



SU INFLUENCIA COMO DIRECTOR ARTÍSTICO

Como Director artístico de la disquera Iempsa de 1959 a 1970, Oscar Avilés produjo no sólo innumerables grabaciones, sino participó en ellas activamente; como promotor y como guitarrista. Tal es el caso de Los Embajadores Criollos, quienes ya olvidados habían pasado a un segundo plano. Avilés arregló y produjo temas para ellos como El Rosario de mi Madre, Lucy Smith, Vecinita, Tu Culpa y muchos otros, acompañandolos como primera guitarra. El éxito de estas grabaciones fue rotundo y Los Embajadores Criollos volvieron a la popularidad. Curiosamente, a pesar de los años de grandeza que tuvieron Los Embajadores Criollos en su primera etapa, mayormente las nuevas grabaciones con Oscar Avilés son las que han quedado inmortalizadas y son aún constantemente divulgadas.

Oscar Avilés también relanzó la carrera artística del conjunto vocal Los Hermanos Zañartu, quienes por el bajo éxito comercial de sus grabaciones de música internacional, habían perdido importancia en la disquera. Oscar Avilés los introdujo en la canción criolla y produjo un disco, también innovatorio, con el acompañamiento de Julio Mori y su saxo. Otro enorme suceso, que llevó a la popularidad tanto a Julio Mori, como a Los Hermanos Zañartu.

Como músico y como Director artístico, Oscar Avilés inició en los setenta una campaña para recuperar a la juventud peruana, alejada completamente de la música criolla. Al igual que lo hicieran Los Troveros Criollos y Mario Cavagnaro en los cincuenta, introduciendo sus temas de replana y captando el interés de los jóvenes, Oscar Avilés promocionó exhaustivamente la música afroperuana buscando su atención. En su opinión, los ritmos de esta música harían,que nuestros jóvenes retornaran a las pistas de baile y retomaran el gusto por la música peruana y sus cultores. El cajón peruano adquirió de pronto gran relevancia y con la feliz promoción oficial, mediante los parametrados medios de comunicación, la música afroperuana adquirió cada vez mayor importancia como género musical de masas.


Oscar Avilés - Gente Morena.

Es preciso agregar, que también como Director artístico, algunos artistas de otros géneros musicales se sintieron perjudicados por la mayor atención de Avilés al género criollo; lo cual fue corregido con el nombramiento de otras direcciones para apoyar a los artistas internacionales, vernaculares y otros. Como arreglista, compositor, ejecutante y difusor de la música criolla Oscar Avilés ha recibido diversos reconocimientos y discos de oro por sus logradas ventas discográficas: En 1987 el ex-Presidente Alan García gestionó ante la OEA el reconocimiento de Óscar Avilés, Jesús Vásquez, Arturo "Zambo" Cavero, Luis Abanto Morales y Augusto Polo Campos como "Patrimonios Artísticos de América". En el mismo año, el Ministerio de Educación le otorgó las "Palmas Magisteriales". El Municipio del Callao en 1995 dio el nombre de Oscar Avilés Arcos a la calle (Zepita) donde nació. La Universidad Nacional Mayor de San Marcos le dio en el año 2000 el título de Doctor Honoris Causa, por su reconocida trayectoria musical. En el 2005 el alcalde de Lima Luis Castañeda le otorgó la Medalla "Ciudad de Lima" en homenaje a su trayectoria.

Con la partida de Oscar Avilés, la canción criolla ha perdido su mayor baluarte. Su huella en el cancionero criollo es ya imborrable, dejando clásicos de nuestra música con prácticamente todos los grupos estables en los que participó. El Huerto de mi Amada, Hermelinda, Remembranzas (Los Morochucos), Callejón de un solo Caño, Claro de Luna, Amor iluso (Fiesta Criolla), Y se llama Perú, Cada Domingo a las 12, Olga (Dúo Cavero/Avilés) son sólo algunas de las innumerables perlas de su legado discográfico. En mayor o menor proporción, el auge de la música afroperuana también siempre estará ligada a su nombre.

A quienes les puedan parecer demasiados los tributos y homenajes al maestro Oscar Avilés, yo les respondería que él merece éstos y muchos más. Por las razones expuestas y por muchas más, que por falta de tiempo y espacio no puedo enumerar. El problema radica en el desbalance, debido a que nuestras autoridades y medios de comunicación se han olvidado completamente de nuestras otras glorias de la canción criolla. Hoy se rinden homenajes, ya sea a personajes cuando nos van dejando o a otros, cuando nos une a ellos un sentimiento de amistad o colegialidad. Las mencionadas autoridades y medios aparentemente no se han percatado, que la historia de la canción criolla la han escrito muchos autores y cantores y la seguirán escribiendo. En esta oportunidad nos toca celebrar a uno de los más prominentes.


TESTIMONIOS DE SUS COLEGAS.

Chabuca Granda: “Los acentos peruanos se yerguen desde la magia de la guitarra de Oscar Avilés. El plasmó nuestra esencia para siempre”......(Chabuca en su disco "Chabuca, Grande de América").




Oscar Avilés y Chabuca Granda


Alicia Maguiña: “Oscar Avilés es un iluminado. Siempre seguí su trabajo musical y soy conciente de su importancia para nuestra cultura”......(Alicia en entrevista a la Revista Caretas).


Oscar Avilés y Alicia Maguiña.



Cecilia Bracamonte: “Óscar marcó un hito en nuestra música y así como hacía jaranas, también aparecía de gala. Supo moverse en todos los niveles y nos deja una gran enseñanza, a todos los que hemos trabajado con él”.......(Cecilia en entrevista al diario El Comercio").

Lucía de la Cruz: “Aparte de ser la primera guitarra del Perú, fue un maravilloso amigo, un excelente par y un extraordinario esposo”........(Lucía en entrevista a TV Perú).


REMEMBRANZAS

Pocos días antes de su lamentable deceso, tuve la oportunidad de visitarlo en el Hospital Edgardo Rebagliati y dialogar ampliamente con él. Lúcido en sus comentarios y recuerdos, sostuvo aún en mi presencia una entrevista televisiva. En un mensaje a los peruanos, les mencionaba que se sentía bien y que no se preocuparan por su estado de salud. Como era costumbre en sus mensajes públicos, terminó la entrevista con un fervoroso ¡Viva el Perú! Poco después se alejaría de nosotros para siempre. Algún día, cuando haya transcurrido el tiempo adecuado de luto, publicaré una fotografía de aquel personal encuentro.


Oscar Avilés y Familia.

A fines del año 2015 tuve la gran suerte y honor de compartir momentos inolvidables con esta bella familia. La reunión tuvo lugar en la casa del maestro Avilés, que algún día será también declarada Patrimonio Cultural del Perú.


La Familia Avilés y un servidor.

A sus hijos, entre ellos Oscar Avilés Jr y Lucy Avilés; a su sobrino José Luis Avilés; a sus discípulos como Sergio Salas, sólo me queda desearles éxito en la encomiable y necesaria labor de difusión de las obras de esta gloria de la canción criolla.


VIDEO DEL CANAL DE PEPE LADD EN YOUTUBE:




Pepe Ladd, 24 de Marzo del 2016.






1 comentario:

  1. Que buena semblanza nada exagerada, más bien sosegada. Un grande.

    ResponderEliminar