HISTORIA DE LA MÚSICA CRIOLLA PERUANA

HISTORIA DE LA MÚSICA CRIOLLA PERUANA

jueves, 10 de marzo de 2016

EL CANILLITA - DE FELIPE PINGLO ALVA …Y FLORENCIO SÁNCHEZ



EL CANILLITA - SUS ORIGENES

El 1 de enero de 1868 el diario argentino La República sorprende el ciudadano al escucharse por primera vez en las calles las voces de algunos muchachos pregonando: «¡La República, a un peso!». El éxito fue notable y rápidamente imitado. La innovación trascendió las fronteras.

A comienzos del 1900, el periodista y autor uruguayo Florencio Sánchez escribe en Buenos Aires una pieza teatral. El personaje principal es un niño vendedor de diarios. Le faltaba el título, pero lo conmueve uno de los vendedores rosarinos de piernitas muy delgadas. Espontáneamente, le surge la palabra canillita y así denomina su obra. El diccionario define el término: «canilla es el hueso largo de la pierna e incluso de los brazos».

La repercusión de Canillita supera lo esperado. Las críticas son altamente elogiosas. Los diarieros se identifican totalmente con el nombre. El 7 de noviembre de 1910 falleció Florencio Sánchez y esa fecha fue bautizada como el Día del Canillita…..(Fuente: Todo Tango, Página Web).

Florencio Sánchez en su obra Canillita, escribe: 



Soy canillita, gran personaje

con poca guita y muy mal traje.

Vendemos los diarios en esta ciudad

por calles y plazas, boliches y bares.


“La Nación”, “La Prensa”,

“Patria” y “Standard”

se venden lo mismo que si fueran pan.


Más de tres décadas más tarde en el Perú, el compositor Felipe Pinglo Alva, utilizando el mismo nombre y el mismo fondo social escribe su celebrado vals El Canillita. El investigador Darío Mejía en su trabajo El Canillita por Darío Mejía nos brinda una interesante recopilación de datos sobre los orígenes de su creación y su contenido. 


Así nos menciona versiones de investigadores como Aurelio Collantes y Ricardo Miranda Tarrido sobre su origen, como éstas: “Al pasar por el diario El Comercio, Felipe se impresionó con un chiquillo sin zapatos que tiritaba con los diarios bajo el brazo. Un par de días después nos enseñó el vals" (Miranda Tarrillo); “al pasar por el antiguo local del diario "La Crónica", Pinglo contempla la miseria de los chiquillos desarrapados y descalzos, tiritando de frío con los diarios bajo el brazo, cuando le brota la inspiración al bardo inmortal” (Collantes).

Sin dudar de la motivación social, que haya podido tener Pinglo para escribir su obra, es obvio que su mayor influencia vino de Argentina. No sólo el término “canillita”, sino los canillitas en sí y los tangos y temas escritos sobre ellos ya eran moda en nuestras regiones. Es de suponer por tanto (y de allí su inspiración), que el bardo quisiera darle a esta temática un entorno criollo y peruano con su composición.

Al igual que el canillita argentino, (con poca guita y muy mal traje), el canillita de Pinglo es un muchacho que lucha por llevar el pan a su hogar o es un huérfano humilde, un desamparado.

Continuando los paralelos, Pinglo inmortaliza a diarios peruanos de actualidad, como hiciera Florencio Sánchez en su obra. Mientras éste nombra a cuatro diarios argentinos, Pinglo nombra a ocho.


"El Comercio" vocea con afán el pequeño.

"La Crónica” interesante, enseguida dirá.

“El Callao”, “Suplemento”,

“La Tribuna” y “La Noche”,

"La Nación" y "El Heraldo" le oiremos pregonar.


Video - El Canillita. Una versión muy popular del vals El Canillita de Felipe Pinglo fue grabada por Fernando Hurtado, conocido como "Mano corta":




El Tango Canillita Canillita
El Canillita Canillita

El tema Canillita, Canillita que aquí ven en la ilustración, fue un tango compuesto por Tomás De Bassi y Antonio Botta, registrado el 29 de diciembre de 1925 y grabado por la orquesta de Osvaldo Fresedo y también en 1928 por Sofía Bozán con la orquesta de Francisco Pracánico. La construcción del texto y el fondo social llevan el mismo formato de las mencionada arriba. Aquí el canillita también es un huérfano humilde y menciona nombres de diarios.


Pobrecito canillita

que por esas calles grita

“!La Prensa!”, “!La Nación!”

No tienes casa, ni cama, ni colchón.


Tu pobre madre, que fuente de amor,

se fue para siempre, ya no volverá.


Muchas veces se ha dicho, que la obra de Pinglo es tan grande, que no necesita que se le atribuyan temas que él nunca escribió. Eso es tan cierto, como que tampoco el bardo necesita que se le creen leyendas anecdóticas respecto a su vida o a sus composiciones. El Canillita fue visiblemente inspirado e influenciado por las composiciones argentinas citadas anteriormente. Lo cual no descarta, que haya sido motivado al ver a estos niños trabajando por las calles, para recrear la temática ambientándola a la realidad peruana. Todos conocemos bien la vena social del bardo.



Pepe Ladd, 10 de Marzo del 2016.


Nota anecdótica: Esta partitura de la Imprenta Musical Ortelli Hermanos, Buenos Aires, está dedicada a Juan Fontana. Curiosamente, ése fue el seudónimo utilizado por el escritor y poeta peruano César Miró en algunas de sus posteriores obras.

1 comentario:

  1. Fìjate tù como llega una a enterarse del nombre de este lindo vals....excelente nota, no me queda màs que agredecer tu dedicaciòn y esmero para darnòslo todo servido en bandeja de plata. Agradecida

    ResponderEliminar