HISTORIA DE LA MÚSICA CRIOLLA PERUANA

HISTORIA DE LA MÚSICA CRIOLLA PERUANA

jueves, 21 de enero de 2016

LUIS ABELARDO NÚÑEZ – BIOGRAFÍA

SU BIOGRAFÍA
 
Luis Abelardo Núñez nació el 22 de Noviembre de 1926 en Ferreñafe. Hijo del inmigrante japonés Don Sakuzo Takahashi y la dama cajamarquina Doña Tarcila Nuñez Delgado. Quedó huérfano de madre con tan sólo 9 años quedando bajo el cuidado de su tía Virginia.

Se crió rodeado de la naturaleza en aquellas cálidas tierras del norte peruano. a los trece años ya tocaba la guitarra, arte que inicialmente aprendió de su tía Etelvina. Con ella realizó sus primeros pasos en la música. Se dedicó luego al arte de la pirotecnia fabricando cohetes y fuego artificiales en general. De esta habilidad manual, pasó a convertirse en especialista relojero.

Entre 1944 y 1945 integra diversos conjuntos musicales. En 1946, a los 20 años, decide mudarse a Lima y empezó allí a trabajar como relojero en el negocio de un amigo japonés, amigo de su padre. Es éste amigo quien descubre sus aptitudes para la música y lo lleva a conocer el Centro Musical Felipe Pinglo. A sus grandes habilidades como guitarrista les sumó su inspiración como compositor.

Su matrimonio con dona María Nila Bautista Palacios, natural del Distrito de Pueblo Nuevo, Provincia de Ferreñafe fue fructífero y feliz, teniendo ambos siete hijos (Tarcila Cristina, Luisa Elizabeth, María Nila, Rosana Lourdes, Luis Abelardo, Pedro y Kathy Adela).


Luis Abelardo Núñez - El Maestro.


SUS COMPOSICIONES

Su primera composición fue ¡Que viva Chiclayo!, la que se convertiría en una exitosa marinera estrenada por el dúo "Oda y Sánchez." Ya en 1950 compone el vals Engañada, el cual fuera estrenado nuevamente por el trío Los Norteños (Salvador Oda y Humberto Sánchez, ex vocalista del legendario conjunto Los Chalanes). Engañada lo catapultó como uno de los más exitosos compositores criollos, adquiriendo gran popularidad en versiones de Jesús Vásquez y Los Embajadores Criollos.

A partir de 1956 los conjuntos Fiesta Criolla y Los Troveros Criollos incluyen composiciones como Embrujo, Mi Bandera (Dos Colores), Amarte es mi Delirio y las marineras norteñas El Veneno y Sacachispas, entre otras. Desde entonces el término “sonido norteño” adquiere vigencia, surgiendo muchos émulos entre compositores y cantantes.

Su vals Con locura adquirió igualmente gran éxito y fue interpretado por un gran número de cantantes. La versión más exitosa fue la del trío Los Chamas.

Otras composiciones de gran éxito fueron los Valses Embrujo, Imaginación, Ansias, Mis Anhelos, Arrullos y Mal Paso; las Marineras El Trujillanito, El Veneno, Sacachispas, Invitación y El Chisco Silbador; así como el Tondero El Borrachito. En total fue creador de más de 200 canciones populares de diferentes géneros como marineras, tonderos, huaynos, valses, himnos, pasillos y polkas. Luis Abelardo Núñez interpretó también diferentes instrumentos musicales como la guitarra, el banyo y el tiple. Además de ser compositor también cantaba.

Su vals Ansias, interpretado por el dúo Irma y Oswaldo, ocupó el segundo lugar en el Festival de la Canción Criolla en 1960. El segundo puesto en la primera edición de este Festival fue ganado e inmortalizado por el dúo Irma y Oswaldo. Se trata del vals Ansias, estrenado en 1960. Posteriormente fue ganador de otros festivales a nivel nacional y regional.

A diferencia de compositores como Augusto Polo Campos y otros, que pueden componer tanto por inspiración como por encargo, don Luis Abelardo sólo lo hacía por inspiración. El compuso además junto a otros compositores como Jorge Huirse, Mario Cavagnaro, Tito Barreda, Boris Rozeznic y otros. Podía aportar en sus canciones tanto las más hermosas melodías, como las más bellas poesías.
Engañada - Los Embajadores Criollos.
Video: Engañada (La primera Grabación de Los Embajadores Criollos):



SUS OBRAS LITERARIAS

Además de músico, Luis Abelardo Núñez fue escritor. Escribió poemas como El Universo, A Ferreñafe y A Sicán y diferentes cuentos narrativos que publicaba en diversas revistas y diarios. Don Luis Abelardo trabajó en diversas estaciones de radio y canales de TV en Perú. Participó en varios jingles y colaboró con artículos periodísticos en Expreso, Ultima Hora, Extra, Popular, así como en revistas peruanas. También en Japón, participó por mucho tiempo, a través de una columna en el periódico Internacional Press, versión en español, de circulación semanal. Su último libro se tituló “Los huacos silvadores de Tungula".


SU PARTIDA


El maestro viajó al Japón en el año 1996, para residir en la ciudad de Komaki y seis años después los médicos le detectaron cáncer: Falleció en Komaki (Japón) el 19 de diciembre del 2005 a los 79 años de edad y sus restos fueron repatriados al Perú.

Todo Ferreñafe acompañó al Chino Abelardo hasta su última morada. Al terminar la misa y entre aplausos y cantando sus canciones fue llevado al distrito de Carabayllo en Comas, donde vivió cuando se encontraba en Lima. Los vecinos lo recibieron entre vítores y la Municipalidad de Comas le rindió homenaje. Luego fue trasladado a la provincia de Ferreñafe, su ciudad natal y pueblo que lo vio nacer, siendo enterrado el viernes 6 de Enero.
Luis Abelardo Núñez - Mausoleo.


Comparto esta reseña con ustedes, recordando a don Luis Abelardo Takahashi Núñez o simplemente Luis Abelardo Núñez, como se hacía llamar artísticamente. Grande como pocos y por ello su sencillez, fue querido por sus familiares, amigos y el pueblo entero. Entre sus más grandes amigos y colegas estuvo en primer orden otro gran compositor, Manuel Acosta Ojeda.

También entre sus más grandes amigos y eternos admiradores resalta doña Margarita Abarca, incansable compañera, Presidenta ejecutiva de eventos culturales y sociales de la Peña Tricolor, que fundara el maestro y encargada de preservar y difundir sus obras, manteniendo viva su memoria a través del tiempo. Gracias a ella y a amigos y colaboradores como don Oscar Allaín; a miembros y allegados a la familia Takahashi; así como a su obra misma, Luis Abelardo Núñez siempre estará presente con nosotros. 

Pepe Ladd, 18 de Diciembre del 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario